Manos de artesanos: Oquegua

A Luis Fernando Asprilla le apasiona el arte. Empezó dibujando personas y paisajes en Bahía Solano, Chocó, pero un día se acercó a uno de los mayores de la comunidad y le pidió aprender la talla de madera. Hoy es un artista de este material, capaz de crear con sus manos desde ballenas, delfines y tortugas hasta rostros humanos. Sus piezas utilizan la madera del oquendo. Se trata de un árbol del que se recupera su centro una vez cae en la selva y la parte exterior de degrada, de este modo, se garantiza un producto artesanal que no deforesta.

Asprilla descubrió sus habilidades casi por casualidad, pero a partir de ese momento ha logrado consolidar un grupo de 14 artesanos, de los cuales 9 son mujeres cabeza de hogar, y un portafolio que además de utensilios en madera, incluye collares, manillas, cortinas y lámparas de semillas, así como cestos y sombreros en fibra de Iraca. Sus materiales se han también ampliado: semillas de tagua, achira, lágrimas de misés, palmas de memé y zancona; así como tintes naturales extraídos de plantas locales son aprovechados de manera sostenible por este grupo de artesanos.

Su meta es consolidarse como asociación y lograr que los turistas que visitan Bahía Solano siempre se lleven una artesanía para recordar su viaje a esta zona del Chocó. También se planetan crear una línea de productos de uso personal y para el hogar que pueda comercilizarse durante todo el año, y no sólo en las temporadas de vacaciones.

Oquegua es uno de los 15 negocios que está siendo apoyado por la Iniciativa de apoyo a negocios de la biodiversidad, una convocatoria desarrollada por el Programa Pequeñas Donaciones del GEF / PNUD y el Proyecto GEF / PNUD Conservación de la biodiversidad en paisajes impactados por la minería en el Chocó biogeográfico, ejecutado por WWF Colombia. Conoce más haciendo click aquí.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *