mercurio_logo

El mercurio (Hg) es ampliamente reconocido como un contaminante global que constituye un problema de salud pública y ambiental. Este metal no tiene ninguna función fisiológica beneficiosa para el cuerpo humano y en cualquiera de sus formas es tóxico para los organismos vivos y el ambiente.

Colombia es el país del mundo que más mercurio libera per cápita, es decir, teniendo en cuenta su población. En promedio el país libera 75 T/año, lo cual equivale a que por cada colombiano llegan al ambiente 1,6 g de mercurio anualmente.

Convenio de Minamata

En 2013, 91 países entre ellos Colombia suscribieron un acuerdo global para proteger a la salud humana y al ambiente de los efectos adversos del mercurio: el Convenio de Minamata. Este entró en vigor el 18 de mayo (2017) con la ratificación de la Unión Europea y 7 de sus estados miembros que permitió alcanzar el umbral de 50 países que lo han ratificado.

La ratificación de este convenio, en proceso, es clave para el país, pues complementa lo establecido en la Ley 1658 de 2013 que definió metas para la eliminación gradual del mercurio en Colombia para la industria y la minería. Al ser parte del Convenio, Colombia podrá obtener ayuda financiera y técnica, asegurar controles a la importación de mercurio y tener veeduría internacional para eliminar el uso de este metal.

Estudio de mercurio en muestras ambientales

Teniendo en cuenta que en el Chocó un gran porcentaje de la minería del oro no cuenta con título minero y/o licencia ambiental, que la minería de oro es el proceso que más mercurio emplea y que este territorio es una zona de alta importancia para la biodiversidad, el Proyecto, junto con la Universidad de Cartagena y el IIAP, realizó un estudio técnico para evaluar el estado de contaminación por mercurio a través del análisis de diversas muestras ambientales.

Los datos del estudio buscan ser un insumo para la toma de decisiones por parte de las autoridades respecto a la problemática de la contaminación por mercurio que amenaza a los habitantes de la región, así como a los bosques, cuerpos de agua y los organismos vivos que allí habitan. Las mediciones se hicieron en en el aire en la ciudad de Quibdó, personas (cabello), peces y sedimentos del río Atrato y algunos de sus afluentes.

 Resultados estudio

  • ¿Cómo se hace el estudio?

    El monitoreo fue llevado a cabo en horas de la mañana, a una distancia no superior a un metro de la fuente, y realizando al menos cinco mediciones por sitio.

    En total fueron tomadas mediciones en catorce (14) sitios diferentes en Quibdó (Chocó), teniendo en cuenta un valor comparativo en la vía que conduce al corregimiento de Pacurita, en los sitios más concurridos de la capital chocoana, incluyendo además sitios de venta de oro donde realizan el proceso de fundición, el cual consiste en la quema de la amalgama del mercurio – oro, para evaporar el mercurio y recuperar el oro.

    Resultados

    Los niveles de mercurio en aire en Quibdó fueron más altos en zonas de quema de amalgama principalmente en fundidoras, así como los alrededores a estas. Fue posible encontrar niveles unas 24 veces más altos que lo que recomienda la OMS como peligroso (1.000 ng/m3).  Debe tenerse en cuenta que en el momento de la medición del mercurio en aire, ningún horno estaba en actividad.

    Los niveles de mercurio en aire registrados durante el estudio mostraron una tendencia a incrementar hacia el centro de Quibdó, debido a que la mayoría de las fundidoras – sitios que realizan quema de amalgama – están ubicadas en el centro de la ciudad.

    Las concentraciones cercanas a los valores de fondo para mercurio en aire fueron observadas en el Batallón, Comfachocó, Codechocó, mercado y aeropuerto.

    A este respecto, vale la pena mencionar la importancia de las medidas de control por parte de las autoridades, teniendo en aspectos regulatorios como:

    • Los sitios de fundición están en las zonas urbanas de mayor circulación de la población.
    • Las compraventas (donde están ubicadas las fundidoras) no cuentan licencia ambiental, ni permiso de emisiones, por no estar catalogadas dentro de la industria manufacturera como lugares para realizar fundiciones.
  • ¿Cómo se hace el estudio?

    El estudio fue realizado en Quibdó y Paimadó. Un total de 248 muestras de cabello humano fueron colectadas en Quibdó (Chocó) y 112 muestras, en Paimadó (Chocó).

    Se escogieron de forma aleatoria en zonas urbanas estudiantes, amas de casa, funcionarios de oficinas y personas que se dedican a diferentes oficios; solo uno realizaba actividades relacionadas con la minería.

    Resultados

    Los resultados de los análisis de mercurio en muestras de cabello humano de voluntarios de la población del Quibdó y Paimadó fueron 6.72 ppm y 0.87 ppm (media), respectivamente.

    Según la Environmental Protection Agency (EPA) de Estados Unidos, la concentración máxima superior segura de mercurio para humanos es de 1 ppm (partes por millón). Por su parte la OMS establece que la concentración máxima permisible de mercurio en cabello no debe superar 2 ppm. Teniendo como referencia el dato de 1 ppm, el 53% de los niveles de Hg en cabello humano en Quibdó sobrepasaron el límite aceptado a nivel internacional como seguro.

    El 3% de las muestras de Quibdó presentaron niveles de Hg mayores de 40 ppm. Dentro de este porcentaje se encuentran dos muestras con valores extremadamente altos. El número de individuos con niveles de Hg superiores a 10 ppm fue 48 (19.3%). En Quibdó fueron encontrados niveles extremadamente altos en comparación con Paimadó.

    Los resultados encontrados en Quibdó pueden ser considerados como altos en comparación con los reportados en otras áreas mineras del país. Sin embargo, cuando se comparan con otros países, como Brasil e Indonesia se encuentran concentraciones del mismo orden de magnitud.

  • ¿Cómo se hace el estudio?

    Ha sido estimado que la ingesta de peces contaminados constituye una vía importante para la introducción del metilmercurio (MeHg), la forma orgánica del mercurio, en el organismo humano.

    Las muestras de peces se realizaron en diferentes sitios sobre el Río Atrato: 11 puntos desde Quibdó hasta la desembocadura en la ciénaga de Unguia, abarcando sitios de tradición pesquera, ciénagas y afluentes cercanos a las principales poblaciones ribereñas a lo largo del este río. Un total de 261 especímenes de peces fueron colectados con la ayuda de pescadores locales.

    Resultados

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no superar el límite de 0.5 partes por millón (ppm) en músculo de pescado. Concentraciones por encima de este límite máximo fueron encontradas en:

    • Bagre sapo (Pseudopimelodus schulzi)
    • Doncella (Ageneiosus pardalis)
    • Beringo (Sternopygus aequilabiatus)
    • Rhamdia quelen (Barbudo)
    • Hoplias malabaricus (Quicharo)

    Estas especies son carnívoras y consumidas frecuentemente por la población, lo que podría representar un riesgo de exposición a metilmercurio a través de su ingesta.

    Los niveles más bajos de mercurio fueron encontrados en:

    • Boquipompo (Cyphocharax magdalenae)
    • Guacuco corroma (Hemiancistrus wilsoni)
    • Dentón (L. muyscorum)

    Estos peces representan un bajo riesgo para la salud.

    A tener en cuenta

    El pescado tiene múltiples beneficios para la salud humana. Su consumo es recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Ésta señala que dos porciones semanales de 150 gramos ofrecen aproximadamente del 50% al 60% de los requerimientos de proteína animal de un adulto, además de ofrecerle ácidos grasos, vitaminas y nutrientes.

    La clave está en prevenir y evitar consumir pescado contaminado.

  • ¿Cómo se hace el estudio?

    Para el estudio, se realizó la evaluación de los niveles de mercurio en los sedimentos del Río Atrato. Un total de 50 muestras de sedimentos fueron tomadas durante las campañas de muestreo.

    Resultados

    Las muestras de sedimentos de diferentes sitios del Río Atrato mostraron bajos niveles de Hg, con muy poca variabilidad entre puntos de muestreo. Las concentraciones más altas en sedimentos fueron encontradas en la desembocadura del Río Quito, en el Río Puné y sobre el Río Atrato a la altura de la población de Buchadó y antes del pueblo San José.